Elogio y burla del teatro en dos certámenes poéticos madrileños de la época de Felipe IV (1656 y 1664)