“En el tablero de nogal reposan las cuartillas”: la formación del artista en La isla sin aurora (1944) de Azorín