rec. a A. Monterroso, Los buscadores de oro