rec. a Marcela Serrano, Nuestra Señora de la Soledad